Con la colaboración Logo ajuntament de barcelona
HOME | ES | CAT

En los jardines de la Villa Amelia existen árboles centenarios como palmeras, plátanos o pinos y una gran variedad de arbustos y profusión de parterres. AB

EL VERDE DE BARCELONA

PARQUES MÁS ECOLÓGICOS

Barcelona apuesta por un verde más natural y elimina el uso de glifosato, un herbicida químico que la OMS ha incluido en la lista de sustancias probablemente carcinógenas




os productos fitosanitarios, incluidos los herbicidas, son un motivo de preocupación por su posible impacto en la salud de las personas y el medio ambiente. Barcelona no da la espalda a esta realidad y este año ha erradicado el uso del glifosato –un herbicida químico que la Organización Mundial de la Salud incluyó en 2015 en la lista de sustancias probablemente carcinógenas– y apuesta por una jardinería más ecológica.



MEJORA AMBIENTAL

En el término municipal de Barcelona, ​​incluida Collserola, existen 1,4 millones de árboles, y en el área urbana, gestionada por el Institut Municipal de Parcs i Jardins, hay 235.000 ejemplares en las calles y parques. Para mantener los alcorques limpios de malas hierbas (espontáneas o no deseadas), periódicamente se hacían tratamientos fitosanitarios con productos herbicidas que podían contener glifosato. Este producto también se había utilizado en la limpieza de pavimentos blandos (superficies de tierra y pavimentos duros), lo que permitía el ahorro de tareas de alto desgaste físico para el personal de Parcs i Jardins.



Pioneros



Municipios libres de glifosato


Barcelona ha erradicado el uso del glifosato en la jardinería pública. Pero no es el único: en 2013 el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú aprobó una moción para retirar progresivamente el herbicida con glifosato. Más recientemente otros ayuntamientos como los de Badalona, Les Borges Blanques, El Catllar, Celrà, Martorelles, Tarragona, Palau de Anglesola y Vilafranca del Penedès también han seguido esta iniciativa





Tras una prueba piloto realizada el año pasado en diferentes parques, este año se ha generalizado la eliminación del glifosato en toda la ciudad. Esto no significa que se abandone el cuidado del verde urbano. Se persigue una jardinería más respetuosa con la biodiversidad utilizando métodos menos agresivos y más naturales, como el arranque manual y el uso de calor para eliminar las malas hierbas. También se uitilizan otros sistemas biológicos para el control de las plagas.

La retirada del glifosato supone una mejora, ya que no se utilizan tóxicos en los espacios verdes. Por contra, aparecen hierbas espontáneas, especialmente en parques, caminos y alcorques, señal de un ecosistema más saludable, se acentúan los cambios de colores asociados a las estaciones del año, y aumenta la presencia de pájaros, mariposas y otras variedades de insectos.