A mediados del siglo XIX, mientras Ildefons Cerdà planificaba la que sería la Barcelona del futuro, a 1.300 kilómetros de distancia, en la ciudad belga de Lieja, se creó la Compagnie des Eaux de Barcelone en junio de 1867, antecedente directo de Aigües de Barcelona. Una vez constituida, la nueva empresa inició obras de mejora, potenciando las captaciones y construyendo diferentes acueductos, para traer agua a la ciudad. En 1888, al iniciar las obras de la Sagrada Familia y celebrar la Exposición Universal, la compañía disponía ya de una red de 115 km que podía ofrecer 17.000 m3 diarios de agua.

En los primeros años del siglo sucedieron varios acontecimientos que marcaron la trayectoria de la compañía, entre los que destacan la gran epidemia de tifus del 1914 provocada por aguas contaminadas, cuando el suministro al centro de la ciudad era monopolio del Ayuntamiento; la detección de una importante capa subterránea de agua a la cuenca del Llobregat que dio pie a las instalaciones de Cornellà de Llobregat y la celebración de la Exposición Internacional de 1929 –a la que la sociedad cedió un millón de metros cúbicos de agua y la maquinaria de impulsión del surtidor central– que comportó el inicio de grandes proyectos urbanísticos que proyectarían Barcelona hacia un nuevo concepto de ciudad metropolitana.

CAMBIOS Y FUSIONES

La Primera Guerra Mundial supuso un cambio para la compañía. En una Europa arruinada, un grupo de empresarios y banqueros catalanes vio la oportunidad de recuperar el control de la empresa; después de unos meses de negociaciones, la operación se cerró en junio de 1920. La Guerra Civil también tuvo consecuencias. Tras el golpe de Estado de Franco, el Comité Obrero de Incautación se apropió de la compañía. Acabada la guerra y recuperada la propiedad por parte de los accionistas, la empresa amplió su ámbito de gestión.

En 1992, se aprobó la ampliación de capital para fusionar la Corporación Agbar y el holding Aplicaciones del Agua con Aigües de Barcelona. A partir de entonces, Agbar amplía las actividades y destaca su presencia en los sectores del agua, la salud y la inspección y certificación. También apuesta por América Latina y entra en el Reino Unido.

Aigües de Barcelona quiere seguir haciendo frente a los retos de la ciudad y el país

En los últimos años destacan acciones como la restauración de la Fuente Mágica de Montjuïc (1996); la inauguración del Museo Agbar de las Aguas (Cornellà, 2004), y en 2005, la Torre Agbar se convierte en un nuevo referente de la ciudad y sede corporativa del grupo hasta el 2015. Cómo desde hace 150 años, la compañía quiere seguir estando junto a la ciudadanía y las administraciones para hacer frente a los retos de la ciudad y del país. En el ámbito del agua, esto pasa por la reutilización del agua y la economía circular.

1859

Pla Cerdà

El nacimiento y la evolución de Agbar están ligados al Plan de Reforma y Ensanche de Barcelona diseñado por Ildefons Cerdà en 1859. Tampoco es menor la influencia del Pla Garcia Fària de 1891, donde se especificaba la obligatoriedad de una dotación mínima por habitante y día de 250 litros de agua

1895

Torre de las Aguas

La Torre de las Aguas se inauguró en 1882 y el 1895 Aigües de Barcelona la compró. Después de los JJ. OO., pasó a manos del Ayuntamiento, y Aigües de Barcelona asumió su restauración y rehabilitación con la ayuda de extrabajadores y entidades culturales y vecinales

1905-1909

Cornellà antes... y ahora

Entre 1905 y 1909 se construyó la primera instalación en Cornellà de Llobregat, uno de los centros históricos de Aigües de Barcelona y actualmente sede del Museu Agbar de les Aigües

1920

Palacete del Paseo de SANT JOAN

El palacete pasó a ser la sede de Aigües de Barcelona. La compañía efectuó varias reformas y ampliaciones, algunas de ellas dirigidas por Francesc de Paula Villar Carmona. Actualmente es la sede de la Consejería de Interior de la Generalitat

1927

Cañerías de conducción en Plaza Catalunya

Desde sus inicios, la compañía impulsó obras de mejora de las instalaciones para proveer agua corriente a los barceloneses. En la imagen, las obras para instalar cañerías de conducción en plaza Catalunya de Barcelona

1955

ETAP Sant Joan Despí

A mediados del siglo XX, ante la carencia de agua, la empresa plantea la búsqueda de nuevas captaciones, y en 1951 anuncia el que sería el origen de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Sant Joan Despí, que inició su servicio en 1955

1972

Obras en "la Pedrera"

Aigües de Barcelona se encargó de las obras que se llevaron a cabo en el exterior de la Casa Milà, también conocida como La Pedrera, edificio modernista situado en el paseo de Gràcia esquina con la calle Provenza. La última obra civil diseñada por Antoni Gaudí fue construida entre el año 1906 y el 1910

1992

Nace AGBAR

Se constituye el grupo Agbar. Inicio de la expansión internacional. Los JJ. OO. plantean nuevos retos. Para poder atender a la mayor aglomeración de personas en la ciudad hace falta un esfuerzo en la mejora de las instalaciones

2005

Torre AGBAR

Diseñada por Jean Nouvel y el estudio b720, la Torre Agbar tiene 145 m de estatura y 4.500 ventanas. Situada al lado de la plaza de las Glòries, es uno de los rascacielos más representativos de Barcelona y marca el acceso al distrito tecnológico 22@. Ha redefinió el 'skyline' de la ciudad de forma que sea reconocible internacionalmente. Fue la sede de Agbar hasta el año 2015

2013

Empresa del ciclo integral del agua

La compañía estrena un modelo de colaboración público-privado que integra todos los servicios asociados al ciclo integral del agua, sumando el servicio de saneamiento y depuración de aguas residuales

2015

Ciutat de l'Aigua

Desde 2015, la sede de Grupo Agbar es la Ciutat de l'Aigua, situada en el distrito 38 del paseo de la Zona Franca de Barcelona. El edificio y el emplazamiento se orientan hacia espacios abiertos que propician la cooperación, el trabajo en equipo y la transferencia de conocimiento entre los diferentes profesionales de distintas áreas que allí trabajan