HABLAN LAS EMPRESAS

En Marlex –una de las cinco firmas líderes del sector de Recursos Humanos que operan en Catalunya, la segunda de capital catalán y la de mayor crecimiento en los últimos años– lo más importante son las personas. Más de 150 profesionales –con una media de edad de 28,5 años– trabajan en equipo para ofrecer valor añadido a sus clientes –empresas y candidatos– en sus más de 40 oficinas repartidas por toda Catalunya, y con la previsión de crecer gracias a la actual expansión territorial de la firma. “En Marlex creemos que lo que realmente hace grande a una empresa son las personas que la integran, y su éxito depende del potencial de sus equipos humanos”, destaca Jaume Sanabras, consejero delegado y fundador de Marlex. Por este motivo, una de las principales labores de Marlex es seleccionar al candidato que mejor se adapte a cada empresa y ayudarla a formar equipos que compartan valores, inquietudes y objetivos.

CONOCER LA EMPRESA

Para poder seleccionar al candidato idóneo, “la clave es entender correctamente el mensaje que nos transmite nuestro cliente, comprender sus inquietudes y necesidades”, detalla Sanabras. Para ello es necesario conocer en profundidad la filosofía de cada empresa cliente, su forma de trabajar, su cultura, sus aspiraciones y sus sueños. “Solo podremos ayudar al cliente si nos ponemos en su piel, y esto requiere tiempo y un proceso de inmersión”, añade el experto, quien considera que sin dedicarle tiempo y sin una estrategia clara es imposible encontrar lo que uno busca. "Es necesaria una estrategia estructurada y calendarizada para asegurarte de que conoces todas las opciones que el mercado puede ofrecerte. Es necesario un trabajo intenso y seguir una estrategia fina”, remarca el consejero delegado de Marlex.

DESCUBRIR AL CANDIDATO

Otro aspecto clave en la selección del personal es conocer las características del candidato, “descubriendo su verdadero potencial, que va más allá de lo que puede mostrar un CV, y sin descartar a nadie por su edad, porque consideramos que además de la experiencia y las aptitudes, es muy importante la ilusión y transmitir una actitud positiva”, explica Sanabras, quien apunta: “Para nosotros es clave ver qué transmite un candidato con su mirada; la pasión cuenta, y cuando encuentras una persona que realmente se apasiona por un proyecto, que lo vive, sabes que es el candidato ideal”. Por ello, entre dos candidatos excelentes, en Marlex seleccionan a la persona “que tiene más brillo en los ojos, lo que significa una mayor ilusión y ganas de participar en el proyecto”, concluye Jaume Sanabras.

EL ‘MATCH’

La forma de trabajar de Marlex pasa por enamorarse de los proyectos de cada cliente, “porque solo así seremos capaces de encontrar al candidato ideal, aquella persona que realmente encaja con el puesto de trabajo ofertado, y lograr hacer un match entre el aspirante y la empresa. Y gracias a este match se logran resultados muy satisfactorios para las dos partes implicadas”, el consejero delegado de Marlex.

"Aquí el talento no tiene edad"

Marcel Díaz, responsable de Desarrollo Corporativo de Marlex

Trabajar en Marlex es una experiencia muy enriquecedora y gratificante. Tienes total autonomía y al mismo tiempo te sientes muy apoyado por un equipo de confianza que, liderado por Jaume Sanabras, consejero delegado de Marlex, sabe lo que busca –qué necesidades tienen sus clientes– y cómo lograrlo. Mi relación con Marlex empezó cuando Jaume contactó conmigo cuando yo estaba trabajando en San José (California) como consultor de estrategia para start-ups de Silicon Valley. En aquel momento me comentó que estaba impulsando un proyecto de gran envergadura: la transformación digital de Marlex, y quería confiar en un nativo digital para llevar a cabo esta iniciativa. En un inicio me sorprendió la apuesta de Jaume, y de todo el equipo de Marlex, por el talento joven, pero rápidamente vi que forma parte de la cultura de la empresa.

Estuvimos hablando del proyecto de transformación digital de Marlex durante meses; Jaume me explicó sus objetivos, su forma de trabajar, los valores de la compañía, su relación con los compañeros de trabajo… Contactaron conmigo por mi experiencia y potencial, pero apostaron por mi por la ilusión y ganas de formar parte del equipo de Marlex.

En estos momentos estamos trabajando para crear el equipo de Desarrollo Corporativo, que estará integrado por jóvenes profesionales muy bien preparados, con talento. Por ejemplo, recientemente hemos fichado a un profesional que trabaja en París mientras acaba sus estudios de máster, que encaja con los valores de la empresa por su actitud positiva y sus ganas de crecer.

La clave del éxito de Marlex, y de este nuevo equipo de Desarrollo Corporativo, son las personas; profesionales ilusionados, con ideas e iniciativa, a los que no les asusta experimentar y buscar nuevas maneras de hacer las cosas.